Cómo hacer salsa de Yogur para Kebab


Muchos clientes nos han pedido la receta para hacer la "salsa blanca del kebab". La verdad es que no sé que sería del kebab sin este aliño, está tan buena que podría bebérmela a tragos en un vaso y sin parpadear.  La roja está bien, sí pero nuestro paladar está tan acostumbrado al tomate que no crea el mismo impacto en las papilas gustativas como la blanca.  

La salsa no tiene mucho misterio, es la clásica salsa turca de yogur también conocida como Cacik. En Grecia se conoce como Tzatiki y va a ser el rey de tus platos este verano. Te la puedes tomar con nachos, patadas, en ensaladas, o como acompañamiento de carnes asadas o fritas.

"He tratado de preparar la salsa de yogur muchas veces y no consigo acercarme al sabor que tiene el del kebab", nos suelen decir nuestros clientes. Eso pasa porque la salsa de yogur se puede preparar de diferentes maneras, la clave está en las especias y las cantidades. 

Aquí os dejo la receta que más se acerca al sabor que tanto nos gusta.

Ingredientes
  • 2 yogures griegos (mejor con azúcar)
  • 1/2 pepino 
  • 1 dientes de ajo
  • 1 cucharada de mayonesa
  • 1 cucharadita de hierbabuena o menta picada
  • Zumo de medio limón
  • Perejil picado
  • Comino
  • Pimienta
  • Sal
  • 1 cucharada de azúcar
Necesitaremos un bol en el que prepararemos nuestra mezcla mágica, tal como lo hacían los antiguos druidas. Apelo a la tranquilidad, no necesario recitar ningún conjuro para que esto salga bien. Es muy sencillo: 

Lo primero que haremos será verter el yogur al bol, junto a una pizca de sal, una cucharada de azúcar, una cucharada de mayonesa, el diente de ajo, el zumo de medio limón y batimos bien. Añadiremos el pepino pelado y pasado por el rallador bien fino, la menta picada y el perejil picado, pimienta y comino. Volvemos a batir y ya tenemos Cacik caseroPodemos servirlo de manera instantánea pero se recomienda dejarla reposar unas horas para que coja cuerpo. 


No te olvides de hacer tu pedido en  Just Eat o en La Nevera Roja, llegaremos en un momento.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.